OS CUENTO MÁS SOBRE MI





Me metí en el mundo de la abstracción sin saber exactamente en qué consistía, y sin ser consciente de la amplia variedad que contiene este tema; pero poco a poco, pintura tras pintura, mancha tras mancha, empecé a darme cuenta de que el contenido de mis obras comenzaba a marcar una dirección. Y llegué a la conclusión de que mis abstracciones siempre reflejan detalles de mi misma. Me descubro en ellas como si leyera, en cada una, un nuevo capítulo de un libro, que van formando un personaje, una historia...

Me averiguo en cada pincelada. El pincel es el volante de mi alma, suelta mi propia pista, y todo a través del color, del trazo, de la transparencia... Voy plasmando señas que no sabía que tenía.

Me estoy conociendo poco a poco a través de mi pintura. E incluso me ciega tanto descontrol cuando estoy creando. El punto de la descripción de cada capítulo termina en mi firma. Resulta ser unos de los lenguajes más complejos y más bonitos que existen. Es una lectura interior.

Me mantengo en la eternidad, con mi pasión por las cosas, la ilusión constante por algo, el cariño al misterio del sentir, las ideas claras, y el corazón bien puesto, como la cabeza amueblada. De esa manera, la plaza del sin fin la tendré siempre, no habrá final, sino un vuelo diferente.

Camino hacia lo que siento y lo que quiero. Hay muchos laberintos en esta vida, por ello decidí atravesarlos por encima de los cimientos que lo construyen. Se acabó la búsqueda, encontré la salida sin pérdida y confié del todo en la eternidad que tanto me gusta.

Las brújulas que no apuntan a lo establecido, son las mejores para guiarte en el camino. Mis andares... tienen esos ritmos.


Beatriz Galiano Cáceres.


No hay comentarios:

MÁS SEGUIDORES