EL CORAZÓN DEL MAR

Os dejo publicada mi nueva acuarela abstracta con su descripción.

El mar también late, tiene un corazón central del cual quiero sentir su forma. Gracias a su fuerza, puedo ver sus pulsaciones mediante las olas. Le tengo mucho respeto, porque el inmenso e interminable océano puede significar libertad, pero también puede convertirse en nuestra angustiosa atadura y te sumerge cuando quiere, tiene sus propias leyes, muchas veces tan injustas como para ahogar esperanzas. El viento en ocasiones siente celos de la mar en calma y arrecia contra la paz de las aguas, generando una tempestad. El mar pertenece a una naturaleza donde ni ella misma se domina. Hay que ser consciente de que el mar tiene un corazón inescrutable, no sé dónde ni en qué lugar insondable estará palpitando, pero sí sé cuáles son sus colores de su temblor, seguramente porque llegan hasta la orilla de la vida donde estoy.

Beatriz Galiano.

No hay comentarios:

MÁS SEGUIDORES